El ERE antes del Concurso.

Actualizado: may 1



Durante estos días, muchos medios de comunicación, así como distintos economistas, alertan sobre una oleada de Concursos de Acreedores que se van a iniciar a corto plazo en nuestro país, fruto de la crisis producida por esta pandemia, unido también a los desajustes que ya tenían muchas empresas con anterioridad. Inicio así una serie de artículos en el Blog relacionados con Concurso de Acreedores, un asunto que suscita muchas consultas y dudas y que aparentemente va a ser de actualidad en el mundo de nuestras empresas y sus trabajadores. Como en la anterior crisis económica, posiblemente muchas sociedades que ya están preparando una demanda de Concurso de Acreedores voluntario, o están inmersas en un preconcurso, hayan iniciado a la vez un expediente de regulación temporal a sus trabajadores o directamente un ERE, ante un estado insolvencia e inviabilidad actual. Aparentemente, parece clara (aunque nada sencilla) la situación cuando los despidos y la conclusión de los expedientes se consuman con anterioridad al Auto de Declaración de Concurso, mediante lo establecido en los cauces procedimentales de la legislación laboral. En otro artículo escribiré sobre cómo se convierten los trabajadores en acreedores de la sociedad concursada y son titulares de derechos tanto de Créditos contra la Masa, como de Créditos Concursales. Tampoco suscita debate sobre el hecho de iniciarse el expediente de regulación, o los despidos colectivos, una vez declarado el Concurso, pues la tramitación de la materia se desarrollaría en base a la jurisdicción del juez del concurso como “exclusiva y excluyente”, tal y como recoge el artículo 8.2 de la Ley Concursal. Pero ¿qué ocurre si a la fecha de declaración del concurso estuviera en marcha la tramitación un expediente de regulación de empleo? ¿Y con las impugnaciones individuales y colectivas sobre este? El artículo 64.1 LC es claro al señalar que “si a la fecha de la declaración del concurso estuviere en tramitación un procedimiento de despido colectivo o de suspensión de contratos o reducción de jornada, la autoridad laboral remitirá lo actuado al juez del concurso.” La autoridad laboral lo remitirá al juez del concurso, ya que la competencia exclusiva y excluyente para la autorización del expediente le corresponde, desde la declaración del concurso, al juez del mismo, como hemos visto. Una clave: Las actuaciones practicadas en el expediente anterior hasta la fecha de la declaración de concurso conservarán su validez en el expediente que se tramite ante el juzgado. Si a la fecha de la declaración de concurso ya hubiera recaído resolución que autorice o estime la solicitud, corresponderá a la administración concursal la ejecución de la resolución. En todo caso, la declaración de concurso ha de ser comunicada a la autoridad laboral a los efectos que procedan". Esto significa que en base a nuestro procedimiento concursal, si ya existe una resolución administrativa autorizando medidas de extinción, suspensión o modificación, corresponderá a la Administración del Concurso desarrollar y ejecutar sus efectos, tengan los administradores de la sociedad las facultades intervenidas o suspendidas. Aspecto este último nada pacífico al no concretarse en la normativa. Otra duda que surge además en el ERE extraconcursal son las divergencias en la tramitación entre empresa y trabajadores. Sabemos que transcurrido el periodo de consultas, el empresario comunicará a la autoridad laboral el resultado del mismo. Si se hubiera alcanzado acuerdo, trasladará copia íntegra del mismo. En ese sentido la Sentencia de la Audiencia Nacional nº 124/2012 de 26 de julio de 2.012 fue categórica al establecer que “si el despido ya se había consumado antes de la declaración del concurso, debemos descartar que su impugnación corresponda exclusiva y excluyentemente al juez del concurso, cuyas competencias se limitan a autorizar o denegar los despidos colectivos, que se produzcan después de la declaración del concurso, de conformidad con lo dispuesto en el art. 64.2 LC … …, la nueva versión del art. 51 ET, liquidó la autorización administrativa para los despidos colectivos, que se deciden libremente por el empresario, de manera que el juez del concurso ya no tiene nada que autorizar.” Y es que el artículo 51.1 LC establece una regla general: “Los juicios declarativos en que el deudor sea parte y que se encuentren en tramitación al momento de la declaración de concurso continuarán sustanciándose ante el mismo tribunal que estuviere conociendo de ellos hasta la firmeza de la sentencia.” Por excepción a esto, se acumularán de oficio al concurso, siempre que se encuentren en primera instancia y no haya finalizado el acto de juicio o la vista, todos los juicios por reclamación de daños y perjuicios a la persona jurídica concursada contra sus administradores o liquidadores, de hecho o de derecho, y contra los auditores. Consecuentemente, como el procedimiento de impugnación de despidos colectivos, regulado en el art. 124 LRJS, es propiamente un juicio declarativo, su conocimiento no compete de modo exclusivo y excluyente al juez del concurso, si este se realiza antes de la Declaración del Concurso. Hay que recordar el Auto de la Sala de Conflictos del Tribunal Supremo de 24-06-2010, rec. 29/2009, sobre si la demanda de despido es anterior a la declaración de concurso: "Al respecto, habrá de estarse a la fecha de su presentación y no, como sostiene el Auto del Juzgado de lo Social, a la expresa admisión a trámite. Y ello, porque la tramitación del procedimiento de despido se inicia desde el momento de la presentación de la demanda." En resumen, como ha señalado el propio Tribunal Supremo en sentencia de 28-09-2011, rec. 37/2011, en los litigios interpuestos con anterioridad a la declaración del concurso, afecte a empresas concursadas y no concursadas, el conocimiento y continuación del litigio corresponde necesariamente al orden social hasta su firmeza.


38 vistas

CONTACTA

 Madrid

Tel: 690 603 633

rubenbejarano@icam.es 

​​​​© 2020 Rubén Bejarano Ferreras. Proudly created with Wix.com

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon